miércoles, 17 de junio de 2009

Nota de prensa disminución recursos educación compensatoria


LA FEDERACIÓN DE LA COMUNIDAD DE MADRID DE APAS “Francisco Giner de los Ríos” considera que la retirada de recursos humanos destinados a realizar actuaciones de compensación educativa es un atentado contra la igualdad de oportunidades y busca el abandono del alumnado que tiene más dificultades.
La Federación Francisco Giner de los Ríos considera un ataque a la educación pública, y a la sociedad madrileña en su conjunto, el recorte que la Consejería de Educación ha decidido llevar a cabo en los centros educativos, haciendo desaparecer a más de un 15% de media de los profesionales de las especialidades de Pedagogía Terapeútica (PT), Audición y Lenguaje (AL), Profesorado Técnico de Servicios a la Comunidad (PTSC), profesionales de Compensatoria y Maestros de Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI); recortando los programas de Aulas de Enlace, Aulas de Compensación Educativa, Programas de Cualificación Profesional Inicial, Programas de Diversificación y Compensatoria, y llevando todos ellos a su desaparición en muchos centros educativos.
La FAPA denuncia que la Consejería de Educación sigue utilizando la actual crisis económica como coartada para eliminar todo aquello que no le gusta o es contrario a sus intereses: el abandono de lo público y la potenciación de lo privado.
La reducción de estos recursos demuestra que la Consejería de Educación sólo apuesta por un modelo privatizador, elitista y segregador, que busca marginar a una parte importante de la sociedad, fomentando así la dualidad social y condenando a una parte de la sociedad madrileña a ser mano de obra barata, sometida a un fácil abuso de ciertos sectores.
Afirmamos que una sociedad que no invierte más en aquellos que más lo necesitan, es una sociedad que pagará sus excesos con un incremento de la fragmentación social, aumentando las posibilidades de enfrentamiento entre los ciudadanos por sus graves desequilibrios sociales. Sin embargo, esto no les preocupa a aquellos que viven bien a cuenta de abusar de una parte de la sociedad a la que condenan a un pésimo futuro.
La FAPA pide al Gobierno Regional y a su Consejería de Educación que reflexionen sobre el peligro de sus medidas y reconduzcan su actitud, algo absolutamente imprescindible si es que realmente quieren que la sociedad madrileña avance por una senda de cohesión social.
17 de junio de 2009

No hay comentarios: